amat-escalante

751 visitas

Amat Escalante y su región salvaje

 

La región salvaje, cuarto largometraje de Amat Escalante es una ficción “que trata sobre un matrimonio joven con dos niños, el esposo engaña a la esposa. Aborda el miedo a la libertad sexual”, expresa el director mexicano quien participó en este Festival de La Habana, que ha acogido sus anteriores películas con beneplácito.

En el filme rodado en Guanajuato se aborda “de una manera diferente que en mis películas anteriores, pue estoy jugando más con los géneros de ciencia ficción”, expresó Escalante.

Ante la interrogante de por qué utilizar la ciencia ficción, el también director de Heli, indicó: “inicialmente la película no tenía estos elementos de ciencia ficción. Era una historia sobre alguien que no podía ser él mismo por la sociedad en la que vivía, porque sus papás eran personajes moralistas, él no podía ser libremente él y vivía deformemente, estaba con una mujer cuando quería vivir con un hombre.

“Explorar eso era bastante difícil. La naturaleza interna humana, emocional sexual, es muy misteriosa para mí. Eso en todas mis películas está ahí, me atrae mucho, pero sentí que estaba llegando a un tope de no poder explicarlo o de que no tenían sentido ciertas cosas.

“Entonces en vez de tratar de encontrar una respuesta a algo que no la hallaba fui a algo que no se podía explicar hunamente, que para mí tenía más sentido cuando durante la película ese elemento interactúa con los personajes. Esta criatura que les da placer, pero que a la vez es muy peligrosa sino haces una determinada conexión con ella y que puede ser mortal.

“Esto creo que viene, pues particularmente en México hay tantas cosas que están debajo de la superficie que no están explicadas, en parte por el mismo gobierno. Por ejemplo, todos estos mismos estudiantes desaparecidos que todo el mundo conoce el hecho, pero nadie sabe qué pasó realmente.  Esto se queda en la conciencia social y se va creando algo inexplicable que también por ahí va ese elemento de la película no racional y que para mí se relacionaba muy bien con todo el tema del deseo y el rechazo a la sexualidad que noto en México por muchas cuestiones religiosas y morales que se relaciona con la violencia hacia las mujeres que vemos en todas partes.”

Ante la referencia inherente que cada obra cinematográfica tiene, Amat se confesó cinéfilo.

“La película es una película de cine, o sea que toma de otras películas y estas a su vez las tomaron de otras. No soy gran lector, pero a veces a través de otras cosas llegan influencias que ni siquiera te das cuenta.

“El bosque es algo siempre oscuro, misterioso que es fácil de usar como un elemento peligroso o por lo menos de misterio.

El más reciente filme del mexicano, contiene una acercamiento musical y sonoro diferente a los otros.

“Sonoramente trabajé con Sergio Díaz y Vince Arnau, de Francia, sonido directo el primero y la mezcla el segundo. El sonido fue la forma en que pudimos pegar estos dos elementos que son la realidad muy concreta, muy dura con el otro lado que es una metáfora de la ciencia ficción. Eso no fue tan sencillo que funcionara junto. Es mi primera película que tiene música compuesta y que tiene un trabajo no tan real de sonido.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *