1.303 visitas

No existe otra forma de homenajear a Julio García Espinosa que no sea dialogando con sus películas, con sus textos.Esta edición 38 del Festival proyectará La inútil muerte de mi socio Manolo (1989). Confesamente García Espinosa rompe con el mito cine-teatro, y busca en el poder de este último hablar de ideas más que promover estéticas.

Julio García Espinosa: por los seres humanos imperfectos


La escuela de todos los mundos, tiene en sus cimientos, — metafóricos y literales—, las manos de Gabriel García Márquez, Julio García Espinosa, Dolores (Lola) Calviño, Fidel Castro Ruz, Alfredo Guevara, Fernando Birri, Teresa Carballea y otros tantos nombres que la injusta brevedad de este texto no mencionará, pero que el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana homenajeará en toda su amplitud.

Un monasterio para el cine

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *