1.892 visitas

Lamentable pérdida para el Festival de Cine de La Habana

Con profundo pesar les comunicamos que en la noche de ayer falleció Zita Marina Morriña Atía, conocida por todos como Toti, fundadora de nuestro evento, quien se desempeñaba como directora de Programación del mismo y miembro de su junta directiva desde 2000.

Desde la Casa del Festival les damos nuestras condolencias a sus familiares y allegados.

Nacida en La Habana, en 1951 Toti fue especialista en cine latinoamericano. Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana en 1974, en la especialidad de Arte Americano.

Al graduarse se vincula laboralmente al Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y trabaja como analista cinematográfica y asistente de dirección en numerosos documentales como Cultivando la piedra de Santiago Villafuerte, Madera, de Daniel Díaz Torres, Tango y tango de Mauricio Beru; en el Noticiero ICAIC Latinoamericano dirigido por Santiago Álvarez y en los largometrajes de ficción Mella de Enrique Pineda Barnet,  La última cena de Tomás Gutiérrez Alea, Río Negro (1976) de Manuel Pérez, Una mujer, un hombre, una ciudad (1977) de Manuel Octavio Gómez y Se permuta (1984) de Juan Carlos Tabío.

Traductora y asistente del director alemán Wim Wenders durante la filmación en La Habana del largometraje documental Buenavista Social Club, se mantiene vinculada a ese grupo musical y colabora en las grabaciones de sus discos como asistente de producción.

Desde la fundación del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana en 1979, forma parte del grupo de trabajo que organiza y lleva a cabo el Festival cada año, y colabora como secretaria para la dirección de Latinoamérica del Diccionario del cine español e iberoamericano. En 2019 le otorgan la Orden por la Cultura Nacional.

Toti, no solo fue una integrante de mucho valor para la Junta Directiva del Festival, sino que fue una guía para todos sus trabajadores.

“La conocí a principios de los ochenta, cuando trabajaba junto a Anita, Lourdes, Lola, Carmen, Nancy y Marisela en el equipo del Festival, en aquel piquete que acampaba sus oficinas en el lobby del Hotel Nacional. Entonces aun no pensaba yo ser parte de aquella tropa. (…) En el cuarenta aniversario pensé que se nos iba. Pero su voluntad y compromiso resultaron decisivos para hacer un festival que quedará para la historia. Hace unos minutos acaba de partir y así me deja, escribiendo estas líneas bajo el impacto de su fuga”, expresó el presidente del Festival Iván Giroud en su cuenta personal de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + siete =