771 visitas

Muestra de cine cubano en Washington celebra al Festival de Cine de La Habana

El evento “Artes de Cuba: de la Isla para el Mundo”, a celebrarse en el Kennedy Center de Washington DC, dedicará sus jornadas cinematográficas a celebrar los 40 años del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

Este festival de la cultura cubana en Estados Unidos, programado entre el ocho de mayo y el tres de junio, incluirá un día dedicado a clásicos del cine cubano, y otra sesión a películas cubanas mercedoras del Gran Premio Coral. Dentro de los clásicos del cine cubano se presentarán Memorias del subdesarrollo (Tomás Gutiérrez Alea, 1968), Retrato de Teresa (Pastor Vega, 1979) y Lucía (Humberto Solás, 1968).

Retrato de Teresa,  es una película aún hoy vigente, que tuvo mucho éxito en Estados Unidos cuando se presentó. Pastor fue además el director del Festival durante mucho tiempo”, destaca el presidente del evento, Iván Giroud, quien fue además el curador de esta muestra.

Para la segunda jornada se proyectarán las obras Fresa y Chocolate (Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, 1994), Suite Habana (Fernando Pérez, 2003) y Conducta (Ernesto Daranas, 2013).

Giroud tuvo en cuenta varios parámetros para estructurar dicha selección. “Hace dos años aproximadamente, me visitaron las programadoras del Kennedy Center. Venían con lo que era un sueño en ese momento, pues estaban pensando organizar un evento grande dedicado a Cuba. Me expresaron que el Festival, con su alcance continental, mi trabajo en el evento y como organizador de otras muestras, querían que curara una muestra de cine cubano.

“Yo estaba en disposición. Después, en un segundo encuentro, me dijeron que deseaban que mi propuesta estuviera enfocada en el Festival, pues el Kennedy Center quería sumarse a las celebraciones por el aniversario 40 del Festival. Este fue el punto de apoyo que tuve para preparar la muestra”, comenta Giroud.

Para hacer esta curaduría fue determinante la cantidad de días de proyección y el interés del Centro en el cine nacional. “Mientras son menos películas, quizás es más fácil seleccionar, pero no teníamos idea de si íbamos a poder presentar documentales, animaciones, noticieros. Finalmente quedamos en presentar el cine en dos días y en ese perídodo de tiempo se realizarían tres proyecciones. De esa manera me centré en buscar seis títulos que tuvieran una capacidad de representación de una cinematografía de sesenta años, a partir de la creación del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

“En ese sentido, el Festival ha estado en los últimos años colaborando con la visibilización de grandes filmes del cine cubano, a través de su sección Clásicos restaurados, así que lo tenía muy cercano, pero el Festival no es un evento de cine cubano. Cuba es una parte dentro de él. Ellos querían solamente que presentara películas cubanas, por lo tanto me vi obligado a conjugar un elemento con otro. Así, pensé dedicar un día a los clásicos, o sea películas muy relevantes del cine cubano, y otro día dedicado a los filmes cubanos que han obtenido el Gran Premio Coral.

“Primero definí los clásicos. Para mí, Memorias… y Lucía son dos de las grandes cintas del cine cubano. También podría pensar en otras películas de Titón o de Humberto, pero quería que no fueran solo de los sesenta, quería que fuera de los setenta u ochenta.

“Así escogí Retrato…, porque además es una película muy vigente en nuestros días. Habla de temas como la independencia de la mujer, y creo que dialoga muy bien con todo lo que ha pasado en el cine norteamericano el pasado año con la campaña del #MeToo, y que se convirtió en un movimiento mundial. Creo que de cierta forma es un filme que se adelantó a tocar ciertas aristas del tema. Había otro elemento más que me hizo inclinarme hacia Retrato…: está dirigida por Pastor Vega, quien fuera el primer director del Festival durante doce años”, apunta Giroud.

“Lo otro que me llevó a esta selección fue la calidad de proyección de los filmes. Como dije anteriormente, estas películas han sido restauradas. Memorias… y Lucía… fueron restauradas por la fundación de Martin Scorserse, y con Teresa… el ICAIC había hecho una restauración, no como en el caso de estas dos, pero con cierto nivel de presentación.”

Para el segundo día de proyección, las películas cubanas ganadoras del Gran Coral tendrán el protagonismo. “Tenía claro que las películas premiadas iban a ser Fresa…, un filme que ganó muchos premios en el XV Festival. La otra era Suite…,  una película que en su año de concurso también obtuvo casi todos los premios del Festival. Y por último, el Gran Coral más reciente del cine cubano es Conducta.”

En una muestra de seis filmes, son varios los criterios de selección que pueden tenerse en cuenta. Para el Presidente del Festival la representatividad era uno de ellos. “Traté de que no repitieran los directores, aunque Titón está en Memorias… y Fresa…, pero en esta última también está Tabío, y es la película cubana que más éxito ha tenido en el mundo y en Estados Unidos especialmente.”

El Kennedy Center es la primera ventana de homenaje internacional al Festival de Cine de La Habana, que arriba a sus 40 ediciones en este 2018. A celebrarse del 6 al 16 de diembre próximo, el evento dedicará esta edición precisamente a Tomás (Titón) Gutiérrez Alea. Se planea que al evento “Artes de Cuba…” asistan unos 400 artistas cubanos que actuarán durante casi un mes en el Centro.

Artistas visuales como Manuel Mendive, Roberto Fabelo, Esterio Segura y Roberto Diago llevarán sus obras a Washington, donde estarán acompañados por la música de los Van Van, la famila López-Nussa, la Orquesta del Liceo Mozartiano de La Habana; así como las compañías teatrales y danzarias Teatro El Público, Argos Teatro y Malpaso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − seis =