JURADOS
PROGRAMA  
Exposiciones
Presentaciones
 

» El Festival
  - Perfil
- Estructura
- Acreditación
- Publicaciones
- Sedes
- Vuelos & Alojamiento
- La Habana
- Descargas
 
 
 
» Premios

- Consulte el resumen de todos los premios de anteriores ediciones del Festival.

 
» Enlaces
Instituciones que colaboran y apoyan al Festival.  
 
 
  Inicio > Noticias > Ampliación  
     
Kenji Misumi: Nostalgia de la espada
 
 

La primera película del director japonés Kenji Misumi exhibida en Cuba fue El esgrimista ciego y el experto en ajedrez (Zatōichi jigoku-tabi), en noviembre de 1967. Con ella daba inicio la muy exitosa serie de películas del masajista ciego, Zatoichi,  que durante diez años deleitó a millones de espectadores cubanos. Fue también un filme de Misumi, Canción de Ichi,el que concluyó para los espectadores cubanos dicha saga,  que aún permanece con nostalgia en nuestra  memoria fílmica.

Ahora, 45 años después de aquel primer estreno, regresan los filmes de Misumi a las pantallas cubanas. Esta vez mediante el homenaje que, con el sugerente título de Espadachines, doncellas y fantasmas: el cine de Kenji Misumi,  le ofrece el 34to. Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, auspiciado por la Fundación Japón y la colaboración de la Embajada de ese país en Cuba.

El realizador japonés, nacido en Kyoto en 1921 y fallecido en 1975, está considerado uno de los más altos exponentes del cine de acción, comúnmente conocido como “chambara”, que transcurre en el Japón premoderno con profusa presencia de duelos y combates entre samuráis. Sin embargo, con más de 72 filmes realizados, Misumi no fue solamente un cultor de tan violento y espectacular género, sino que también incursionó en obras de mayor elaboración conceptual y estética.

En sus filmes, siempre muy apegados a las tradiciones y herencias del llamado Periodo Edo (1600-1867), Misumi desarrolló una cuidadosa puesta en escena y un virtuoso tratamiento de la imagen que convertían a sus filmes, de cualquier género, en elaboradas piezas fílmicas llenas de poderosa acción y, en muchas ocasiones, de lirismo. También se destaca en sus filmes el tratamiento y atención que brinda a los personajes femeninos; según algunos, influencia del cine del Maestro Mizoguchi.

La muestra, contentiva de siete filmes, exhibirá entre otros un verdadero manjar para los numerosos admiradores de los filmes de Zatoichi. Se trata de Historia de Ichi (Zatoichi Monogatari, 1962) película que nunca se ha exhibido en Cuba y que dió inicio a la superexitosa serie de 26 filmes sobre el espadachín ciego.

Este primer filme, contó con el guión de Minoru Inuzuka y  del novelista Kan Shimosawa. Sin embargo, el elemento fundamental del éxito se debió a la magistral interpretación del actor, músico, productor y director Shintaro Katsu, en el papel de Ichi. Katsu logró crear un personaje lleno de humanidad y humor; en una fantástica mezcla de irreverencia, picaresca y heroicidad. Un héroe desprovisto de cualquiera de los encantos que suelen tener estos, salvo su mágica habilidad con la espada. Misumi, sin duda uno de los principales artífices de la serie, realizó un total de seis filmes sobre dicho personaje, de los cuales cuatro fueron exhibidos en Cuba.

También forma parte de la Muestra  ¡Pelea, Ichi, pelea! (Zatoichi Kessho Tabi, 1964) exhibida en Cuba con el título Canción de Ichi y que fuera precisamente el último filme de la saga  estrenado en nuestro país, en octubre de 1977. La cinta narra las peripecias del legendario ciego, ocupado ahora en devolver un niño huérfano a su padre. Los abundantes  combates se enriquecen en lo dramático con la frágil presencia del niño, envuelto en la ya conocida violencia que generan los enfrentamientos con el diestro invidente.

Más alejado de este tipo de puesta en escena se encuentra Cuento de fantasmas (Yotsuya Kwaidan, 1959), estreno absoluto en Cuba y que se afianza en un antiguo y bien conocido relato de igual nombre y que es para muchos la historia por antonomasia de fantasmas japoneses. Dichas historias, como es sabido, constituyen una importante parte del acervo folklórico de esa nación; todavía hoy presentes en los muy actuales “manga” y “anime”.

Por su parte, Hijo del destino (Kiru, 1964) es también un filme con enorme presencia del arte de la espada, y tiene en su haber la colaboración del afamado Kaneto Shindo en el guión. La cinta cuenta la historia de un magistral espadachín de oscuro destino y, como es usual en los filmes de Misumi, la presencia femenina es destacada.

Una historia de venganza -un tema caro a Misumi-  es En el camino por siempre (Mushuku Mono 1964) que también será exhibida en la Muestra. La venganza del samurai Ipponmatsu sirve de excusa y aliciente para el disfrute de combates y pérfidas intrigas que se resuelven por la expedita vía del katana. En la cinta participa  Mikiko Tsubouchi, una destacada actriz japonesa.

Sin ser una auténtica “chambara” ni tampoco un filme de terror, Río de Lágrimas (Namida Gawa, 1967) coloca en un primer plano a las protagonistas femeninas, que se vuelven las verdaderas conductoras de la historia. Misumi despliega aquí su profundo conocimiento del alma de la mujer, otorgándoles una primacía que usualmente descansa en los personajes masculinos. Un filme si se quiere “diferente” dentro de la filmografía del director.

De la colaboración entre el realizador Misumi y el  internacionalmente conocido novelista Yukio Mishima, surge La espada (Ken, 1964) donde la práctica del “ken-do” o arte de la esgrima, se torna una metáfora del sentido de la vida. Para algunos críticos, la severidad de la propuesta y su personalísimo punto de vista, acerca a la película a la conocida “Nueva Ola” japonesa. La participación de Mishima se hace visible en la fuerte presencia de los valores de eticidad y abnegación, ambos muy japoneses, del filme.

Ahora los espectadores cubanos tendrán lo oportunidad de disfrutar del talento de Kenji Misumi, uno de los más importantes directores de la afamada Daiei,  gracias a una excelente selección de filmes con fuerte presencia del combate y la espada, pero también representativos del estilo visual de este personalísimo director.

Por Mario Piedra

*La muestra se exhibe de manera gratuita en los cines Riviera e Infanta (Sala 2)

 
  » En portada
  Cargando...  
 
   
       
 
 
 
» Acreditación

- Cómo acreditarse

- Accreditations

 
 
 
» Diario
 
   
 
» Industria
  El Festival propone varias iniciativas dirigidas a fomentar y contribuir al desarrollo de proyectos cinematográficos.

- Nuestra América Primera Copia
- Taller Latinoamericano de Guiones
 
 
» Galería
 
Recordando a Alfredo Guevara, Presidente del Festival.