» El Festival
  - Perfil
- Estructura
- Acreditación
- Publicaciones
- Sedes
- Vuelos & Alojamiento
- La Habana
- Descargas
 
 
 

» Unial
  La Red del Universo Audiovisual de la Niñez Latinoamericana impulsa la integración y cooperación para contribuir al enriquecimiento espiritual de la niñez y la adolescencia.

- Foro de la Niñez y su Universo Audiovisual
- Talleres
- Proyectos en Curso
 
 
» Premios

- Consulte el resumen de todos los premios de anteriores ediciones del Festival.

 
 
  Inicio > Noticias > Ampliación  
     
Hollywood en Cuba
 
 

En agosto pasado, al día siguiente de su nombramiento como presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos (AMPAS), Hawk Koch comentó a la prensa: «tenemos que traer lo mejor del cine a la industria. La industria tiene que abarcar a un gran cúmulo de personas, colores, razas y géneros». En consecuencia, la institución norteamericana que otorga anualmente los premios Óscar, emprende acciones de acercamiento a cinematografías de otros países. El Festival de La Habana se convierte ahora en el punto de mira de la Academia, con la llegada de Koch y de un grupo de directivos y miembros de la institución norteamericana, que acompañan la presentación en Cuba de las películas Código fuente (2010), Los chicos están bien (2010), Madres e hijas (2010) y Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario (2005).  

A su llegada a la Isla, Koch, quien también ha desarrollado una exitosa carrera como productor —su nombre acompaña películas de Sydney Pollack The Way We Were) y Roman Pollanski (Chinatown)—, comentó que el cine latinoamericano actual se ha ido agenciando un espacio dentro de la «gran industria»: «América del Sur y México tienen algunos de los mejores directores. Muchos de ellos han viajado hacia Estados Unidos y han comenzado a hacer películas. Pienso en algunos con los que he trabajado, como Rodrigo García, pero hay muchos más».    

No en balde menciona Koch al realizador colombiano, hijo del escritor Gabriel García Márquez, pues para su película Madres e hijas trabajó Anette Bening, una de las actrices que visita también La Habana en representación de la junta directiva de la Academia. El rostro legendario de American Beauty (1999)y Being Julia (2004) aparece también encarnando uno de los protagónicos en la comedia Los chicos…, cinta que le valiera el segundo Globo de Oro de su trayectoria.  

Para la Bening, conocida además por su activismo dentro del sindicato de actores de Hollywood, estar en la capital cubana representa una oportunidad de conocer otros de los caminos por los que transita el cine: «La forma en que se está produciendo en Estados Unidos está cambiando radicalmente. Por decirlo de alguna manera, los estudios están “colapsando”, y tenemos una explosión de jóvenes cineastas y de filmes documentales».      

La apuesta de Hollywood por lograr un mayor alcance internacional se traduce, en palabras de Koch, en un interés por apoyar a los jóvenes cineastas y a los realizadores de cine independiente: «Con el avance que ha experimentado la tecnología, en la actualidad no se necesita de una gran cámara. Ahora se puede filmar hasta con equipos muy pequeños y simples. En Estados Unidos está Hollywood, que tiene los estudios más importantes del mundo y realiza enormes producciones; pero también se está haciendo mucho cine independiente al que hay que mirar, pues en él se vuelcan las inquietudes de un gran número de jóvenes».  
En ese sentido, el productor Mark Johnson (Rain Man, 1988; Bugsy, 1991) explica que «existen programas  muy importantes que incluyen becas para realizadores, premios, el apoyo directo a festivales y otras acciones que van mucho más allá de la entrega de las estatuillas».

Las declaraciones de Koch descubren que una parte del sistema hollywodense se inclina por aquellas películas que buscan comunicarse con los «lectores» y no con simples «consumidores»: «Es importante saber —dice— que la audiencia no se va a interesar por cuánto cuesta una película, sino por cómo le hace sentir».    

Quizá por ello, Lisa Sholodenko encontró apoyo para Los chicos… cuando la mayoría de los productores se mostró escéptica ante un guion que contaba un conflicto entre una pareja de lesbianas y sus hijos. «Nunca pensé que tendría gran éxito comercial. Sin embargo, después todos fuimos gratamente sorprendidos. Todo el mundo piensa que en Hollywood, los directores tienen mucho tiempo y dinero para rodar; pero en nuestro caso, quizá por el tema que estábamos tratando, no ocurrió de esa manera. Tuvimos que lograr una combinación mágica entre todas las personas que trabajaron en el filme y eso fue lo que hizo que la cinta superara y trascendiera el bajo presupuesto».     

«Para mí fue una película muy personal, me encantó hacerla –afirma Anette Bening. El hecho de que se trataba de una situación familiar influyó mucho en que yo me sintiera muy a gusto. El filme quizá haya abierto algunas puertas. Las personas que me han hablado de la cinta me han contado que tienen una impresión similar. Este es un tema de mucha actualidad en nuestro país y muy polémico. Se discute sobre el derecho de los homosexuales para contraer matrimonio y otra serie de cuestiones alrededor de los conflictos de los gay. Puedo decir que esto añadió a mi trabajo una gran dosis de goce».  
La cinta de Sholodenko encontrará, sin dudas, alguna conexión emocional con el público habanero. Lo ha dicho Koch de un modo muy ilustrativo: «El mejor lenguaje internacional para abordar todos los temas, para tender puentes y estrechar lazos, es el cine».   

Por Mabel Machado   

 
  » En portada
  Cargando...  
 
   
       
 
 
 
» Galería
 
Recordando a Alfredo Guevara, Presidente del Festival.

 
 
» Diario
 
   
 
» Acreditación

- Cómo acreditarse

- Accreditations

 
 
 
» Industria
  El Festival propone varias iniciativas dirigidas a fomentar y contribuir al desarrollo de proyectos cinematográficos.

- Nuestra América Primera Copia
- Taller de Guiones Latinoamericanos
 
 
» Enlaces
Instituciones que colaboran y apoyan al Festival.