698 visitas

Paco Prats, nombre imprescindible en la historia del cine cubano

Paco Prats, Premio Nacional de Cine 2020, acaba de fallecer este miércoles dos de septiembre.

Prats es un nombre imprescindible en la historia del cine cubano. Más allá de directores y actores, si hay un crédito que varias generaciones de cubanos reconocerán es el de este mítico productor.

Luego de graduarse de dibujo y pintura en la Academia de Bellas Artes de San Alejandro comenzó a laborar en el Icaic, en 1963, como revisor de calidad en el Departamento de Dibujos Animados.

Al año siguiente ocupó el cargo de Productor. Desde entonces se desempeñó como coordinador de producción y director del Departamento. También fue Director de Post filmación.

Su impronta como productor llega a más de un centenar de dibujos animados: El poeta y la muñeca (1967), Una aventura de Elpidio Valdés (1974), Elpidio Valdés contra la policía de Nueva York (1976), varios Filminutos, el cortometraje ¡Viva Papi! (1982), el largometraje animado Elpidio Valdés contra dólar y cañón (1983), El bohío (1984), ¡Vampiros en La Habana! (1985), varios Quinoscopios, Mafalda (1994), Más vampiros en La Habana (2002), Estela granito de canela (Video clip de Animación, 2002), Conociendo a Martí. Memorias del Hanábana (2002).

Además, produjo diez capítulos de la serie Para Curiosos (2002), Elpidio Valdés ataca a Trancalapuerta (2003), Mi caballero (2003), Historia de las cosas: la computadora (2003), Conociendo a Martí. El Presidio (2003), Nené Traviesa (2004), El Negrito Cimarrón y la seda del marqués (2004), Historia de las abejas: El viaje (2004), Hermanas: Conociendo a Martí (2004), El Negrito Cimarrón: Los matungos (2006) y Kukuy, el güije del charco azul: El almiquí verde (2006).

Sobre su trabajo expresó en una entrevista al sitio oficial de los Estudios de Animación del ICAIC: “He trabajado muchísimo, llegué a producir 22 proyectos al mismo tiempo sin que estuvieran en la misma etapa. Recuerdo que lo mismo estaba en el estudio de grabación de música que buscando pintura, en mal estado, para poder realizar los animados. Hicimos muñequitos con pocos recursos desde los comienzos de la Revolución, debido al recrudecimiento del bloqueo.

“Sin embargo, me he sentido feliz haciéndolos y estoy orgulloso de que mi nombre aparezca asociado a aproximadamente 700 películas, muchas de ellas conocidas.”

Llegue a sus familiares y amigos el más sentido pésame.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *