219 visitas

Panel del #Metoo a #Time ́s up

Como parte del sector Industria se desarrolló el panel de “#Metoo a #Time ́s up deteniendo el acoso sexual y creando un cambio duradero en la industria del entretenimiento”. El panel coordinado por SAG-AFTRA,sindicato que visita por segunda vez el Festival, estuvo integrado por los miembros de Gabrielle Carteris, su presidenta, David P. White, Director Ejecutivo Nacional y Susan Davis, Abogada y socia de la firma de abogados Simon LLP.

Cada uno brindó una panorámica del surgimiento del movimiento y las acciones que SAG-AFTRA como sindicato ha comenzado  a implementar para hablar y denunciar el acoso sexual dentro de la industria del cine.

“Existen dos formas tipificadas dentro del delito de acsoso sexual dentro de la industria cinematoráfica. La primera es Quid pro quo, el cual se produce en el soborno a las actrices para obtener trabajo. El segundo es el ambiente ostil de trabajo, más util, más común, el cual también incluye el acoso en las redes sociales”, explicó Davis.

“Treinta años atrás en EE. UU la ley en contra del acoso pero el 90 % de las personas no acían nada alrespecto, no lo reportaban. Por qué, porque tenían miedo, veruenza y estaban asustados de perder su trabajo, además el litiio era costoso y los jueces son siempre ombres, locualllevaba a las v´citimas a pensar que esto era solo parte de su ambiente de trabajo, lo que se conoce como cultura del silencio. Aquí es donde Saaftra dio un paso adelante”, expresó la abogada.

“La importancia de los sindicatos, sobre todo el de actores, en Estados Unidos, es para proteger a los actores en un vida que se encuentra llena de metas y deseos que a veces hacen que se ignoren situaciones condenatorias y violaciones a los derecos de las personas, indicó White.

“Cuando sucedió el caso de Harvey Weinstein, decidimos que nosotros como sindicato queríamos tomar acciones para generar cambios. Teníamos que cambiar nuestra cultura, que lo que sucedía no estaba bien y debíamos tomar acciones para eliminarlos, recordó Gabrielle Carteris .

Primero cambiamos las reglas. Una fue publicar un código de conducta, para que todos los “Weinsteins”  supieran que existen normas a cumplir”,amplió la Presidenta. Lo segundo fue respecto al empoderamiento y educación. “Educamos a nuestros propios miembros para que pudieran decir: no”.

También fue necesario ampliar el concepto de entorno de trabajo para hacer notar que el acoso sexual puede ocurrir no solo en el set, sino también en festivales u otros eventos relacionados al cine

Los miembros del panel no solo expusieron sus puntos de vistas, sino que se interesaron por la situación de los actores dentro del público.

Como sindicato SAG-AFTRA colabora con otras organizaciones y otros sindicatos para promover la educación contra el acoso sexual en el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =