293 visitas

Recibe la Cinemateca de Cuba donación de la Casa del Festival

La Casa del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano donó recientemente una nueva colección a los valiosos fondos de la Cinemateca de Cuba, integrada por más de 200 ejemplares de bocetos de carteles

A través de la colaboración entre la Universidad de Nottingham en Reino Unido y la Cinemateca de Cuba se realizó un trabajo mediante el que se logró digitalizar en alta resolución los 222 bocetos e, incluso, 484 carteles de nueva adquisición, entre los que se encontraba una serie de carteles donados en meses anteriores por la Casa de las Américas, informó el comunicador de la Cinemateca, Jann Naranjo en el portal Cubacine.

De esta forma se logra una mayor conservación de estos valiosos fondos, además de servir para futuras investigaciones y consultas de usuarios interesados en el tema. El proceso de digitalización fue llevado a cabo por Isabel Story, profesora de Historia del Diseño de la Universidad de Nottingham, y se realizó en varias secciones en la Casa del Festival y la Cinemateca de Cuba.

En el proceso de creación artística del cartel varios son los elementos constitutivos, uno de los más importantes es el boceto. El diseñador pone en este todos los elementos o gran parte de los que darán vida al cartel, es su idea inicial, aún en crecimiento. A diferencia del cartel, los bocetos no suelen tener una medida estándar, pueden ir desde los 20 hasta los 30 centímetros de alto ―algunos sobrepasan estas medidas― y de ancho, entre los 10 y 20 centímetros. Las medidas dependen del material utilizado por el diseñador. La técnica también es muy diversa, puede ser fotografía, pintura o técnica mixta, que es la más común.

Hay que tener en cuenta que muchas veces se utilizaban recortes de revistas para mostrarle al operario del taller la tipografía o algún elemento constitutivo del cartel. Este proceso era impresionante, ya que el trabajo diseñador + boceto + operario era la combinación perfecta para un resultado que podría ser impactante o no, pero siempre creativo.

Muchos de los bocetos que se encuentran en los fondos de la Cinemateca tienen en su reverso notas que indican la búsqueda de soluciones ante las carencias, ya sea de pinturas o de otro material, apuntes que dejan claros los procesos a seguir.

La colaboración entre la Cinemateca de Cuba y la Casa del Festival de Cine de La Habana, es ya habitual, tanto en la proyección y recuperación de filmes que se exhiben en la Sección Clásicos Restaurados del evento cinematográfico, así como en varias actividades del Sector Industria del Festival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *