597 visitas

Redes: un poema visual y sinfónico

Dentro de la sección Clásicos restaurados de la edición 40 del Festival de Cine de La Habana, un momento especial lo ocupará la proyección del filme mexicano Redes (1936), el ocho de diciembre a la 5: 30 p.m. en el cine La Rampa.

Co-dirigida por Fred Zinnemann y Emilio Gómez Muriel, para la proyeccipon en el Festival, el filme contará con música en vivo a cargo de la  Orquesta Sinfónica del ISA adjunta al Lyceum Mozartiano de La Habana dirigida por el maestro Ángel Gil.

Un producto icónico de la Revolución mexicana, Redes combina los talentos del compositor Silvestre Revueltas y el legendario director de fotografía Paul Strand.

Gracias al programa de intercambio entre el Lyceum Mozartiano de la Habana, la Universidad de Georgetown en Washington y a la colaboración de PostClassical Ensemble, el filme llegará hasta la sala habanera, luego de su restauración. Para el director de orquesta Gil, esta es una oportunidad para acercarse a más personas.

Hace unos años, desde el Festival de La Habana se proyecta la Sección clásicos restaurados, con esta presentación de Redes, los públicos no solo podrán apreciar el hecho creativo de restaurar fílmicamente una obra, sino también musicalmente. ¿Pudiera hablar un poco sobre este trabajo?

Muchos grandes compositores han encontrado en el cine un medio muy efectivo de acercarse a un público más amplio, no especializado en música. Es un tema que me intresa mucho y con mi orquesta de Washington, PostClassical Ensemble, hemos restaurado bandas sonoras extraordinarias de los compositores norteamericanos Virgil Thomson (The Plow that Broke the Plains, y The River) y Aaron Copland (The City). El caso de Redes es especialmente relevante. Silvestre Revueltas es uno de los compositores latinoamericanos que más me interesa. La película fue restaurada por Martin Scorsese, quien la considera una de las mejores películas de la historia del cine. Vimos una gran oportunidad para hacer lo mismo con la magnífica banda sonora de Revueltas, que en la versión original de la película aparecía muy deteriorada.

¿ Cuándo se realiza un trabajo como este, cuánto se imbrica el hecho de crear nuevas sensaciones e interpretar una partitura ya hecha?

Un apartado fascinante en Redes es que en ningún momento la música y el diálogo coinciden. Estamos frente a un poema visual y un poema sinfónico que fluyen paralelamente y están íntimamente relacionados. Esto permite mucha más libertad en la interpretación.

Este tipo de acontecimientos refuerza el cine,  y la sala de cine en especial, como hecho cultural o también espacio donde confluyen varias manifestaciones artísticas ¿ Cómo lo ve usted? ¿ Qué retos implica?

Totalmente de acuerdo. El escuchar la música en vivo refuerza el dramatismo de las imágenes y crea una energía especial en la sala. Para un proyecto así indiscutiblemente lo más importante es contar con una orquesta de la categoría del Lyceum Mozartiano de la Habana, que se distingue por su exigencia, espontaneidad y extraordinaria calidad musical. Es un privilegio trabajar de nuevo con ellos.

Es cierto que en su trabajo usted se ha propuesto rescatar obras pocos escuchadas. ¿Cómo dialoga entonces esta partitura con otras ya rescatas o por rescatar?

Redes es un precedente extraordinario de los documentales arriba mencionados (The Plow.., The River, The City), que se convirtieron en instrumento de concientización social durante el New Deal del presidente Roosevelt. Estos documentales se proyectaban, como los antiguos noticieros, antes de la proyección de la película principal.

1 opinión en “Redes: un poema visual y sinfónico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + catorce =