930 visitas

Vuelven Ken Loach y los Dardenne al Festival de La Habana

Dentro de la sección Panorama Contemporáneo Internacional este año regresan al Festival de Cine de La Habana realizadores conocidos por los públicos y estimados por la crítica: Ken Loach y Jean-Pierre & Luc Dardenne.

Uno de los directores británicos con reiterada presencia en las ediciones del Festival es Ken Loach. El realizador vuelve a la edición 41 con su más reciente filme, Sorry We Missed You.

Con guion de Paul Laverty, su partener habitual, Loach ganó el Premio del público – mejor film europeo en el pasado Festival de Cine de San Sebastián con este filme.

Según sinopsis, Ricky (Kris Hitchen) y su familia han estado peleando para salir adelante económicamente desde la crisis de 2008. Un día se presenta una nueva oportunidad cuando aparece una brillante furgoneta antigua, ofreciendo a la familia la posibilidad de crear su propio negocio. Sin embargo, la tarea no será fácil, especialmente debido al trabajo de su mujer (Debbie Honeywood) como cuidadora. Aunque los lazos de la familia son muy fuertes, pronto aparecerán las primeras fisuras…

Otro de los filmes que llegarán en diciembre a La Habana, es Le jeune Ahmed (El joven Ahmed). La octava película de los hermanos Jean-Pierre & Luc Dardenne, se centra en el destino del joven Ahmed, de apenas 13 años, quien se ha quedado atrapado entre los ideales de pureza del que le habla su imán y las pasiones de la vida, en la Bélgica actual.

Los Dardenne obtuvieron la Palma de oro a Mejor director en el Festival de Cannes y el premio a mejor guion y montaje en la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

En una entrevista en Cineuropa, los Dardenne expresaron sobre la elección de personaje, “decidimos que Ahmed fuese un chico muy joven, casi un niño, porque nos permitía mostrar cómo un cuerpo y cerebro jóvenes y maleables se ponen al servicio de un ideal de odio, transmitido por el discurso de un imán. El niño cree en ese ideal de pureza. Lo cree firmemente, y se vuelve más radical que los radicales. Y también quiere actuar. Además, queríamos mostrar que a veces el cuerpo puede escapar al razonamiento, que la vida puede prevalecer sobre la muerte. Intentamos escribir un personaje más mayor, pero nos aburría mucho. Demasiados discursos moralizantes; era siniestro. ¡No queríamos pasar varios meses de nuestra vida con él!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *